¿Qué son las Fuerzas G?

Son aquellas aceleraciones a que se somete la mercancía durante el transporte y que se miden en comparación a la fuerza de la gravedad (fuerza «G» = 9,81 m/s2).  De este modo, una fuerza 0,5 G sería la mitad de la fuerza de la gravedad.

Conceptos:

  • El Newton es la unidad de fuerza y equivale a un kilogramo, al aplicarle una aceleración de 1 metro por segundo al cuadrado.
  • La fuerza de la gravedad, por su parte, es una aceleración (9, 81m/s2) y de ello se deriva que, en la Tierra, se considere como la fuerza «estándar» a que se ve sometida toda masa.

Así, 1 kg tendría una fuerza G de (1kg x 9,81m/s2 ) 9,81 N o, redondeando, 1 DaN.

  • 10 kg = 10 x 9,81 = 98,1 = 981 Newtons = 10 DaN
  • 1.000kgs = 1.000 x 9,81 = 1.981 Newtons = 100 DaN
  • 10.000 kg = 10.000 x 9,81 = 9.810 Newtons = 10.000 DaN

La fricción en la EN 12195-1

Se define como fuerza de rozamiento o fuerza de fricción entre dos superficies en contacto, a aquella que se opone al movimiento entre ambas superficies (fuerza de fricción dinámica) o a la fuerza que se opone al inicio del movimiento (fuerza de fricción estática). Se representa con el símbolo µ.

Cada norma presenta unos coeficientes concretos que pueden encontrarse en dichas normas. El mínimo es 0 y el máximo 1. Estos valores son usados en infinidad de fórmulas para realizar cálculos de estiba y vienen fijados, tras diferentes ensayos prácticos. Las normas suelen incluir métodos de ensayo para obtención de nuevos coeficientes.

Leer más

Eslingas HMPE

En Bezabala siempre hemos querido ofrecer a nuestros clientes lo último en tecnología y calidad, por ello en esta entrada de nuestro blog te contamos que son las eslingas HMPE.

Presentamos una nueva generación de eslingas redondas fabricadas con fibra HMPE, combinando una alta capacidad de elevación con reducción de peso y tamaño respecto a las eslingas redondas tradicionales.

Otra ventaja que se obtiene al utilizar estas eslingas es su alta capacidad protectora contra la abrasión y el corte.

Propiedades físicas:

  • Gravedad específica (0,97 g/cm3).
  • Alargamiento al límite de la carga de trabajo, inferior al 1%.
  • Peso respecto al cable de acero ±8/10 veces inferior.
  • Peso respecto a las eslingas de poliéster, 60% inferior.
  • Temperatura de utilización, de -50º C a 60º C.
  • Buena resistencia a agentes químicos y alcalinos.
  • Las eslingas cumplen con la directiva de máquinaria 2006/42/CE.

Recuerda que en Bezabala todas las cintas, han sido sometidas a un tratamiento térmico lo que les confiere una extraordinaria resistencia contra los rayos ultravioletas dando una mayor vida a la eslinga, un óptimo comportamiento frente a la abrasión trabajando en tensión, y un alargamiento controlado y equilibrado en toda la superficie de la misma.

Las gazas de las eslingas van reforzadas y todas las eslingas son altamente resistentes a la temperatura ( +100 °C hasta -40 °C ), manteniendo su flexibilidad en todo momento.

Leer más

Las eslingas redondas

Este tipo de eslingas están fabricadas con fibras químicas y son susceptibles de degradarse si están expuestas a la radiación ultravioleta. Las eslingas redondas no deberían exponerse o almacenarse con luz solar
directa o con fuentes de radiación ultravioleta.

Antes de cada uso, la eslinga debe ser inspeccionada para detectar defectos y asegurarse de que la identificación
y la especificación son correctas. Una eslinga que no esté identificada o sea defectuosa nunca debe utilizarse, sino
que debe llevarse a una persona competente para su examen.

Durante el periodo de uso, deberían efectuarse comprobaciones de defectos o deterioro, incluyendo el deterioro
oculto por ensuciamiento. Estas comprobaciones deberían extenderse a cualquier tipo de accesorios y accesorios
de elevación utilizados con la eslinga. Si existen dudas en cuanto a la aptitud del uso o cualquiera de las marcas
requeridas se han perdido o resultan ilegibles, la eslinga debe retirarse del servicio para examen por una persona
competente.

Las eslingas cuando no estén en uso, deben almacenarse en condiciones bien ventiladas, secas y limpias, a temperatura ambiente sobre un estante, separadas de cualquier tipo de fuente de calor, del contacto con productos
químicos, humos, superficies corrosivas, de la luz solar directa u otras fuentes de radiación ultravioleta.

Leer más

La inspección de cables

Con el uso, el cable tiende a desgastarse y poco a poco pierde la capacidad de trabajo. Es por eso que desde BEZABALA consideramos vital el inspeccionar periódicamente los cables.

Al inspeccionar los cables nos encontramos con:

  • El cable utilizado es el adecuado para el uso que se le da.
  • Nos indica con las condiciones del mismo si hay necesidad de sustituirlo antes de la rotura inesperada
  • Nos permite descubrir otros elementos que están defectuosos (por ejemplo poleas) y que pueden acelerar el desgaste del cable.

Las inspecciones deberán ser efectuadas por personal que haya recibido formación especial o con experiencia práctica sobre qué buscar y que sepa interpretar toda condición anormal que pudiera descubrir. Toda información deberá quedar firmada, sellada y y registrada. Para más información sobre métodos y técnicas de revisión solicite asistencia a nuestro Departamento de Revisiones.

La conformidad de una eslinga de cable de acero debe controlarse para asegurarse de que puede elevar la carga sin que se
desprenda.
Conocido el peso a elevar, y la forma como va a trabajar, se determina el diámetro del cable según tablas. En el caso de trabajar con dos, tres o cuatro ramales hay que tener en cuenta que las tablas reflejan unos ángulos de trabajo que hay que respetar y que sólo son válidos para una carga simétrica. Esto quiere decir que los ramales se disponen simétricamente vistas en planta y forman ángulos iguales con la vertical.

Leer más

Programas de formación

En Bezabala disponemos de diferentes tipos de cursos con los que la formación está asegurada.

En nuestros cursos de elevación de cargas los asistentes conocerán los sistemas para garantizar una correcta elección de los medios de elevación a utilizar, tanto a nivel de uso como de material dependiendo de sus características. Los asistentes disfrutarán de una formación con conocimientos suficientes para poder detectar el rechazo del material antes de su rotura.

Disponemos de otro en el que la atención se centra en el amarre de cargas tanto en:

  • Carretera
  • Contenedor
  • Bodega de barco

En estas formaciones los asistentes conocerán desde el inicio las diferentes formas de estiba y técnicas de amarre que existen en el mercado.

Se le formará con conocimientos para aplicar correctamente el producto sobre la carga dependiendo de factores como fuerzas G, factores de rozamiento, ángulos de inclinación, etc. También para detectar cuándo deben rechazar el producto, bien sea cable, cadena o poliéster.

Bezabala dispone de personal cualificado y con gran experiencia para realizar auditorías a los clientes, y verificar e informar sobre el estado de los equipos de elevación, su idoneidad aplicada a la tipología de la carga, así como la implantación de sistemas que mejoren el control, revisión y trazado de los mismos.

Leer más

Almacenamiento y mantenimiento de las eslingas de cadena

Cuando no se utilizan se deberían guardar en un soporte diseñado con este objeto. No deberían dejarse en el suelo porque podrían ser dañadas. Si las eslingas quedan suspendidas del gancho de la grúa, los ganchos de la eslinga deberían introducirse en una de las mallas superiores.

Cuando es probable que las eslingas permanezcan sin utilizarse un cierto tiempo, deberían limpiarse, secarse y protegerse contra la corrosión, por ejemplo engrasándola ligeramente.

Durante el trabajo, las eslingas de cadena se someten a condiciones que afectan a sus características de funcionamiento con seguridad.

Si la marca o placa que identifica la eslinga de cadena, especificando su carga máxima de utilización, se desprende, y las informaciones que se necesitan no están marcadas de alguna manera, la cadena debería retirarse de servicio.

Si se observa uno de los siguientes defectos se debería poner inmediatamente la eslinga de cadena fuera de servicio a fin de proceder a un examen profundo por una persona competente.

  • Marcado de la eslinga ilegible.
  • Deformación de los accesorios de extremos superiores e inferiores.
  • Alargamiento de la cadena.
  • Desgaste originado por el roce tanto exterior como interior.
  • Entallas, estrías, ranuras, corrosión excesiva, decoloración por efectos térmicos, torsiones o deformación de los eslabones, y todo otro defecto visible.
  • Signos que indican la tendencia del gancho a abrirse (la abertura del gancho no debería sobrepasar el 10% de la
    dimensión nominal).
Leer más

Equipos de elevación

Los equipos de elevación se utilizan para la manipulación de cargas pesadas según sus características y especificaciones. Deben cumplir siempre la normativa aplicable en cuanto a su fabricación, seguridad y diseño.

En Bezabala disponemos de un Departamento de Ingeniería propio desde el que se diseña, calcula y fabrican los distintos tipos de útiles y balancines adaptados a las necesidades específicas de cada cliente.

Todos estos útiles y balancines están fabricados bajo la normativa europea EN 13155, ASME BTH-1-2011, AS 4991 2004.

El procedimiento a seguir para la fabricación de este producto ofrece a los clientes la posibilidad de certificar equipos que no dispongan de marca CE o carente de identificación y/o documentación. Se pueden certificar tanto equipos nuevos como antiguos.

El proceso consiste en:

  • Análisis de la información técnica disponible y toma de datos adicionales.
  • Traslado de la toma de datos a los equipos informáticos de cálculos para su verificación (FEM).
  • En caso de resultar positivo el análisis FEM realizado, se procede a la revisión nivel 2 del útil.
  • Informe final y entrega de documentación.

Nos centramos en las necesidades de todos nuestros clientes, disponemos de un amplio catálogo en el que seguro encontrarás lo que buscas.

Leer más
eslingas de poliester

Uso correcto de las eslingas

En este caso vamos a hablar de las eslingas de cinta tejida plana, estas tienen una resistencia selectiva a los productos químicos.

El almacenamiento de este productos debe estar en un rango de temperatura de:

  • Fabricadas con poliéster y poliamida -40°C < A <100°C
  • Fabricadas con polipropileno -40°C < A < 80°C
    Estos rangos varían en un ambiente químico, en cuyo caso debe solicitarse la recomendación del fabricante.

Antes de su primera utilización se debe asegurar:

  • La eslinga es acorde al pedido.
  • Se ha recibido certificado del fabricante.
  • El marcado de identificación y de la carga máxima de utilización corresponden con la información del certificado.

Antes de cada uso, la eslinga debe ser inspeccionada para detectar defectos y asegurarse de que la identificación y la especificación son correctas. Una eslinga que no esté identificada o sea defectuosa nunca debe utilizarse, sino que debe llevarse a una persona competente para su examen.

Para elegir la eslinga correcta debes:

  • Conocer la masa a elevar, teniendo en cuenta la forma de uso y la naturaleza de la carga. El tamaño, la forma, y
    el peso de la carga, junto con el método de uso propuesto, ambiente de trabajo y naturaleza de la carga, afectan
    a la correcta selección.
  • La eslinga seleccionada debería ser lo bastante fuerte y de la longitud correcta para la forma de uso. El material
    del que procede la cinta no debería ser afectado adversamente por el medio ambiente o la carga.
  •  Los accesorios auxiliares y aparatos de elevación deben ser compatibles con la eslingas.
  • Cuando se usen eslingas con ojales blandos, la longitud mínima del ojal de una eslinga para uso con un gancho
    no debería ser inferior a 3,5 veces el espesor máximo del gancho y en cualquier caso el ángulo formado en el ojal de la eslinga no debería exceder de 20°.
Leer más

Sobre las pinzas e imanes

Las pinzas e imanes también llamadas garras de elevación se usan cuando la seguridad es prioritaria. Las garras de elevación y de seguridad de IP llevan demostrando su seguridad diariamente, durante más de 30 años, en todo el mundo. Máxima seguridad que ahora va acompañada de máxima fiabilidad. La fiabilidad de 10 años de garantía.

Para la serie estándar de garras de elevación y de seguridad de IP, el plazo de garantía es de 10 años, independientemente del tipo y la versión. Esta garantía exclusiva está asociada a un mantenimiento regular y al uso de piezas originales. Inspecciones de seguridad periódicas, visitas de mantenimiento preventivo y una o, si es necesario, dos revisiones son las únicas condiciones para mantener la validez de la garantía de 10 años. Las inspecciones de seguridad las efectúa un empleado competente de su propia empresa. Las visitas de mantenimiento y las revisiones deben ser efectuadas por un reparador autorizado de IP.

Si en la actualidad utilíza garras de elevación y de seguridad de IP en su empresa, éstas también podrán acogerse a la garantía de 10 años. La condición es que no tengan más de 5 años (uso normal] ó 3 años (uso intensivo). Dependiendo del número de años de uso, primero un reparador de IP efectuará una visita de mantenimiento o una revisión y, después de ello, la garantía se extenderá hasta 10 años desde la fecha de compra como máximo.

Leer más
polipastos manuales

Sobre lo polipastos

El polipasto o aparejo es un sistema de poleas móviles, están unidas con una o varias poleas fijas. En el caso ideal la ganancia o ventaja mecánica es igual al número de segmentos de cuerda que sostienen la carga que se quiere mover, excluido el segmento sobre el que se aplica la fuerza de entrada. El rozamiento reduce la ganancia mecánica real, y suele limitar a cuatro el número de poleas. El aparejo puede ser factorial, potencial y diferencial.

En Bezabala disponemos de:

  • Poleas diferenciales manuales Bezalift:

Las poleas diferenciales “Bezalift”, son aparatos manuales ligeros y concebidos para todo uso, en especial para trabajos pesados.
Están construidos en acero (con lo cual es idóneo para su utilización en el exterior).
Están concebidos de tal manera que permite regular la velocidad de descenso con un mínimo esfuerzo sobre la cadena de mando.
Los ganchos superior e inferior están fabricados en acero forjado, montados sobre rodamientos, facilitan y aseguran su giro 360º en la peor de las situaciones. Los ganchos van equipados con lengüeta de seguridad.
Las guías de cadena tanto de mando como de maniobra están mecanizadas asegurando el correcto uso de ambas.

Al tener los engranajes y los piñones endurecidos (tratamiento especial) aseguran una mayor duración y fiabilidad.
Las poleas “Bezalift” equipan de serie dos rodillos y un separador de cadena que aseguran la alineación exacta de la cadena de carga sobre la polea.

 

 

 

Leer más