Procedimientos de trabajo en el izado de cargas 

En Bezabala llevamos desde 1941 trabajando en equipos de elevación. Sin embargo, hay que tener en cuenta que cuando se opera en la elevación de cargas es primordial disponer de un procedimiento de trabajo. 

Existen reglas de seguridad y salud para la utilización por los trabajadores de los equipos de trabajo, que han de aplicarse obligatoriamente. Son las del Real Decreto 1215/1997, de 18 de julio: 

  • No deben pasar las cargas por los lugares no protegidos que se hallen ocupados habitualmente por trabajadores. 
  • Todas las operaciones de carga deberán estar debidamente planificadas con vistas a la seguridad de los trabajadores. 

Buenas prácticas en el izado de cargas

Dentro de las prácticas recomendadas que deben llevarse a cabo en el izado de cargas, pueden citarse las siguientes: 

  • No dejar caer la viga de suspensión. 
  • No golpear esta viga. Comprobar que esta no obstaculiza o entorpece zonas de paso de vehículos. 
  • No soldar partes del equipo. Deberá revisarse el estado general antes de su uso, pero sin pretender efectuar este tipo de reparaciones. Pueden ser muy peligrosas cuando se esté operando la maquinaria. 
  • No apilar cargas en zonas de paso. Deberá comprobarse que los materiales son transportados de la manera más horizontal posible. 

Cuando se efectúen operaciones especiales de elevación, aquellas que resultan de especial complejidad, se realizarán otras tantas comprobaciones. Así, se verificarán aspectos como la estabilidad del suelo portante de los equipos, se calculará el peso a elevar por la grúa, etc.  El procedimiento de izado de cargas requiere de la máxima seguridad para el bien de todos.

Leer más

¿Qué es un izaje crítico?

Todo montaje e izaje tendrá siempre su particularidad, nunca serán iguales. Por ello, todos los izajes tienen diferentes requerimientos y condiciones.

Sin embargo, podríamos decir que existen los izajes sencillos de rutina y que aquellas maniobras que son más exigentes pueden ser consideradas como izajes críticos.

¿Quieres saber más sobre este tema? Pues hoy en Bezabala te lo contamos todo.

¿Qué es un izaje crítico?

y ¿qué es lo que se puede catalogar dentro de este tipo de izajes?

Un izaje crítico es aquel que demanda una mayor exigencia y que representa un alto riesgo. Así, el trabajo de este tipo de maniobras es complicado, pero no significa que no se pueda realizar. Solo que en estos casos se deben tener especial cuidado y tener muy en cuenta algunas condiciones estrictas para el trabajo. 

Por lo tanto, todas las maniobras de izaje que se cataloguen como críticas deberán planificarse por escrito antes de su realización. En todos estos casos se deberá confeccionar el permiso de izaje crítico que se debe presentar junto a documentación detallada previamente a la realización y autorización de los trabajos.

Listado de izajes críticos

De esta manera, toda operación de alto riesgo que cumpla con las siguientes condiciones será considerada como izaje crítico.

  1. Izaje de personal en canasta.
  2. Izaje de cargas entre dos o más grúas.
  3. Cuando la pendiente del terreno sea mayor a 5%.
  4. Izajes cercanos a la máxima capacidad del equipo. Es decir, si se supera el 75% de la capacidad de la grúa.
  5. Izaje de cargas costosas o de difícil adquisición.
  6. Izaje de materiales peligrosos o explosivos.
  7. Izajes cerca de líneas eléctricas.
  8. Izaje de cargas que se están removiendo de estructuras.
  9. Maniobras cuya carga se deba pasar sobre áreas de especial cuidado.
Leer más

Seguridad en operaciones de elevación de cargas (IV)

Tal y como hemos visto las últimas semanas, las tareas de elevación de materiales requieren medidas preventivas. Por ello, hoy desde Bezabala os hablamos de cómo los factores de riesgo y la prevención está relacionada con el entorno de trabajo, las operaciones y los útiles

Normas básicas de elevación

Además de los tips que os dimos la semana pasada, deberás tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  1. Si las cargas a elevar son pequeñas, están sueltas o disgregadas (a granel), utilice bateas, plataformas con protecciones laterales u otros contenedores, evitando que la carga sobresalga de la protección y asegurándose de que los materiales se encuentran correctamente paletizados.
  2. Recuerde no someter un accesorio de elevación a su carga máxima de utilización en las primeras operaciones que efectúe con él.
  3. Antes de ordenar una maniobra:
  • Verifique que las eslingas están colocadas y aseguradas al gancho a izar, y no tienen vueltas o torceduras.
  • Observe que no hay piezas sobre la carga y que el gancho de elevación está centrado con respecto a la carga a elevar.
  • Compruebe que se ha separado de la carga y no hay más personas en su proximidad.
  1. Durante la operación de elevación y transporte, evite la presencia de trabajadores en el vehículo.
  2. En caso de tener que subir a un equipo de trabajo para una operación de elevación, por ejemplo, a una grúa autocargante, evite hacerlo apoyándose en las llantas, cubiertas o guardabarros.
Leer más
Industrial

Seguridad en operaciones de elevación de cargas (III)

Tal y como hemos visto las últimas semanas, las tareas de elevación de materiales requieren medidas preventivas. Por ello, hoy desde Bezabala os hablamos de cómo los factores de riesgo y la prevención está relacionada con el entorno de trabajo, las operaciones y los útiles

Normas básicas de elevación

Como primera norma básica de un proceso de elevación destaca la necesidad de estar autorizado y tener formación en la utilización del equipo de elevación.

Asimismo, deberá observar las siguientes recomendaciones:

  1. Acote el lugar de operación evitando la circulación y presencia de trabajadores y vehículos en zonas próximas a la carga.
  2. Compruebe previamente el estado de los cables y otros dispositivos de elevación, así como de los accesorios que van a ser utilizados en la operación.
  3. Observe la identificación de la carga que puede elevar el accesorio y en función de esto, seleccione el útil apropiado a cada operación.
  4. Verifique que los órganos de prensión disponen de sistema de retención para evitar que la carga salga de los mismos.
  5. Nunca intente levantar cargas ancladas al terreno, ya que esto puede provocar el vuelco del equipo de elevación.
Leer más
Maquinaria

Seguridad en operaciones de elevación de cargas (II)

Tal y como vimos la semana pasada, las tareas de elevación de materiales requieren medidas preventivas. Por ello, hoy desde Bezabala os hablamos de cómo los factores de riesgo y la prevención está relacionada con el entorno de trabajo, las operaciones y los útiles.

Estabilidad

Para asegurar una estabilidad suficiente hay que tener en cuenta:

  • No efectuar trabajos con accesorios con vientos superiores a 50 km/h, salvo que las especificaciones técnicas del equipo lo permitan y así venga indicado en su manual.
  • En caso de presencia de vehículos u ocupación de viales, señalice la zona de trabajo y cumpla las normas establecidas sobre ocupación de calzada.

Proximidad a líneas eléctricas

En trabajos próximos a líneas de alta tensión, como norma general, no se invadirá por personal ni equipos, el área comprendida a 5 metros alrededor de los conductores.

Permanezca en la cabina y maniobre haciendo que cese el contacto. Además, aleje la máquina del lugar impidiendo que nadie se acerque a los neumáticos por el riesgo de contacto con los mismos.

Si no es posible cesar el contacto ni mover el vehículo, permanezca en la cabina indicando a todas las personas que se alejen del lugar, hasta que le confirmen que la línea ha sido desconectada y descargada.

Si el vehículo se ha incendiado y se ve forzado a abandonarlo, compruebe que no existen cables de líneas caídos en el suelo o sobre el vehículo. En su caso, abandónelo por el lado contrario y observe las siguientes pautas:

  • Descienda de un salto sin tocar el vehículo y el suelo al mismo tiempo.
  • Procure caer y alejarse dando pasos cortos o saltos con los pies juntos.
Leer más

Seguridad en operaciones de elevación de cargas (I)

Las tareas de elevación de materiales requieren medidas preventivas. Por ello, hoy desde Bezabala os hablamos de cómo los factores de riesgo y la prevención está relacionada con el entorno de trabajo, las operaciones y los útiles.

Estabilidad

La estabilidad del equipo puede ser una causa determinante de la caída de cargas. Por ello, tanto el operador como la persona que realiza el amarre de la carga, deben conocer los requerimientos de estabilidad del equipo, las características del entorno donde se ubica y en caso de anomalías, comunicar las incidencias detectadas.

Para asegurar una estabilidad suficiente hay que tener en cuenta las siguientes medidas:

  • Considerar la nivelación del equipo si el terreno es irregular. Evite la proximidad de los apoyos a desniveles y zonas de canalizaciones donde la superficie está más debilitada. Asimismo, compruebe que la zona de apoyo del equipo no es un relleno o se encuentre próxima a una canalización.
  • El equipo deberá estar calzado y nivelado de forma que se asiente totalmente. Los estabilizadores se extenderán en toda su longitud. En caso de que el terreno no tenga suficiente resistencia, coloque calzos distribuidores de fuerza bajo los sistemas estabilizadores.
  • Recuerde no colocar los apoyos del equipo de elevación próximos a bordes o superficies que puedan dar lugar a una caída de la carga durante su manipulación, y tenga en cuenta el tipo de terreno y si existe riesgo de deslizamiento por agua, barro, etc.
Leer más

Breve historia de los imanes (II)

¿Alguna vez te has preguntado cuál es el origen de los imanes? Pues hoy en Bezabala terminamos de contarte su historia.

Historia moderna

En 1600, el científico inglés William Gilbert confirmó observaciones anteriores sobre los polos magnéticos y concluyó que la Tierra era un imán. En 1820, el científico holandés Hans Christian Oersted descubrió la relación entre la electricidad y el magnetismo, y el físico francés André Ampere amplió este descubrimiento en 1821.

A principios de la década de 1900, los científicos comenzaron a estudiar materiales magnéticos distintos de los basados ​​en hierro y acero. En la década de 1930, los investigadores habían producido los primeros imanes permanentes de aleación de Alnico de gran alcance.

En 1966 se desarrollaron los primeros imanes de tierras raras a partir de samario-cobalto que producían un producto de alta energía de 18 MGOe. De esta forma, en 1972 se realizaron más desarrollos utilizando samario-cobalto para producir un producto magnético de mayor energía de 30 MGOe.

En 1983, General Motors, Sumitomo Special Metals y la Academia China de Ciencias desarrollaron un producto de alta energía de 35 MGOe a partir de un compuesto de neodimio-hierro-boro denominado imanes neo o imanes de tierras raras.

El enorme interés que han generado estos imanes surge porque, por primera vez, se ha introducido un nuevo material magnético que no solo es más resistente que la generación anterior, sino más eficiente. Los imanes Neo son el tipo de imán permanente más fuerte del mundo.

Hoy en día, los imanes juegan un papel en casi todos los dispositivos tecnológicamente avanzados que utilizamos, incluidas computadoras, automóviles, clasificadores y separadores industriales, generadores de energía, parlantes, teléfonos móviles, etc.

Leer más

Breve historia de los imanes (I)

¿Alguna vez te has preguntado cuál es el origen de los imanes? Pues hoy en Bezabala te lo contamos todo.

Historia del imán

El relato más popular del descubrimiento de los imanes es la leyenda de un pastor llamado Magnes que vivía en Magnesia cerca del monte Ida en Grecia. El monte Ida se conocía como la «Montaña de la Diosa». Hace aproximadamente 2.600 años (600 a. C.), mientras pastoreaba ovejas en la montaña, Magnes descubrió que los clavos y la hebilla de sus sandalias y la punta de su bastón se sentían atraídos por la roca sobre la que estaba parado. De esta forma, cavó en la Tierra para encontrar piedras imán. Las piedras imán contienen magnetita, un material magnético natural Fe 3 O 4 .

La palabra imán se deriva del nombre griego magnetis lithos, la piedra de Magnesia, en referencia a la región de la costa del mar Egeo en la actual Turquía donde se encontraron estas piedras magnéticas.

El origen de esta palabra, de acuerdo a la mayoría de las fuentes, se remonta a una la leyenda de minerales encontrados que tenían la particularidad de que atraían al hierro, minerales que eran provenientes de las cercanías de la ciudad de Magnesia, en Asia Menor.

Historia de la Edad Media

Los chinos proporcionan el primer uso documentado de piedras imán suspendidas utilizadas como brújula. En 1088, Shen Kuo describió la brújula de aguja magnética, que podría usarse para la navegación en sus Ensayos de Dream Pool. El primer uso registrado fue documentado por Zheng He de la provincia de Yunnan. Entre los años 1405 y 1433, Zheng He registró sus viajes a través de siete océanos.

Aproximadamente en 1180, el inglés Alexander Neckam registró la comprensión europea más temprana del imán como guía para los marineros, la primera brújula. El término piedra imán proviene del anglosajón que significa «piedra guía», o literalmente, «piedra que guía». La palabra islandesa es leider-stein y se utilizó en los escritos de ese período en referencia a la navegación de barcos.

Leer más

Tipos de cabos

En el mercado náutico se ofrece una gran variedad de cabos para embarcaciones para diferentes usos. Por ello, hoy desde Bezabala vamos a hablaros de los tipos de cabos que existen en el mercado. Una selección que se divide en dos grupos: los que están hechos con fibras o materiales naturales y los que se crean con materiales sintéticos.

Naturales

  • Henequén: Tiene una buena fuerza de tensión y una gran resistencia a la abrasión y a agentes atmosféricos.
  • Manila: Está tratada con aceite, por ello es una soga que se suele utilizar en las petroleras. Puede soportar el triple de tiempo de exposición en la intemperie que la soga sin tratamiento. Además, también por su llamativa estética se utiliza como elemento decorativo.
  • Algodón: Soga trenzada de doce cordeles. Es muy compacta  y  flexible a la vez. Sus usos son múltiples: desde usos náuticos a multiusos como para decoración, atado de cargas, deportes, etc.
  • Sisal: Es la fibra natural con más calidad del mercado. Es muy resistente y se comporta bien contra los agentes meteorológicos.

Artificiales

Los cabos artificiales siempre son la mejor opción. Aunque sean un poco más caros, no absorben suciedad, no se pudren y tienen un punto de fusión muy alto.

  • Poliéster: no flota, tiene muy poca elasticidad, es resistente al sal, resistente a los ultravioleta y tiene buena resistencia al roce y la rotura. Es un cabo muy polivalente y por ello se puede usar para los amarres, las drizas o las escotas.
  • Poliéster trenzado: tiene resistencia, suavidad al tacto, bajo alargamiento y flexibilidad. Se usa para escotas, matafiones o drizas de banderas.
Leer más

Reciclado del acero (II)

Tal como vimos la semana pasada, el acero es 100% reciclable. Es decir, tras el proceso de reciclado se obtiene el mismo material con la misma calidad, una y otra vez.

Pero, ¿quieres saber más sobre este tema? Pues toma nota de todo lo que te contamos hoy en el blog de Bezabala.

Un material 100% reciclado

En realidad, si se sigue produciendo acero es porque no hay suficiente chatarra de este metal disponible para satisfacer la demanda de nuevos productos que lo contienen, ya que muchos están concebidos para durar años (coches, embalajes), o décadas o incluso siglos (edificios, infraestructuras…) así que por razones obvias no se puede contar con ellos para obtener acero para otros productos.

Sin embargo, no todos los aceros presentan la misma facilidad para su reciclado. 

Los aceros al carbono y otras aleaciones con propiedades magnéticas son los más reciclables, mientras que los aceros inoxidables pueden serlo o no. Debemos recordar que en su composición podemos encontrar elementos diversos, como el níquel, el cromo, el carbono o el molibdeno, entre otros. 

Los aceros inoxidables austeníticos, por ejemplo, no son magnéticos por su contenido en níquel, y esto dificulta su reutilización. Estos incluyen grados muy utilizados en construcción de como el 304 y el 316. Sin embargo, al estar concebidos para durar, no suponen un peligro para la puesta en práctica de una economía circular.

Los aceros inoxidables ferríticos y martensíticos sí tienen buenas propiedades magnéticas, por su bajo contenido en cromo y níquel, y su uso en aplicaciones con una durabilidad media, como fregaderos, tambores de lavadora e interiores de lavavajillas, cubiertos, exteriores de neveras, tubos de escape de automóviles y otros mecanizados que se usan de forma repetitiva, hace que puedan ser reciclados continuamente sin dañar ni degradar sus propiedades.

Leer más